El papa Francisco corrige al Cardenal Sarah mediante una ‘Correctio paternalis’

Por Riccardo Cascioli. NUOVA BUSSOLA QUOTIDIANA. 22 de octubre de 2017.

 

La interpretación del Cardenal Robert Sarah del Motu Proprio “Magnum Principium” no es correcta; el espíritu del documento pontificio es precisamente el de conceder para las traducciones litúrgicas esa amplia autonomía y confianza a las Conferencias episcopales que el Cardenal Sarah querría limitar. Esto lo dice justamente el papa Francisco con una carta autógrafa al Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos – el Cardenal Sarah precisamente – que publicamos en la Nuova Bussola  [http://lanuovabq.it/storage/docs/lettera-papa.pdf] bajo petición explícita del mismo Pontífice. Había sido de hecho justamente la Nuova Bussola Quotidiana la que el 12 de octubre publicó la nota del Cardenal Sarah, quien, teniendo en cuenta algunas reacciones ya manifiestas, proponía una correcta interpretación del Motu Proprio (aquí y aquí).

 

El Papa, quien pide que la Nuova Bussola Quotidiana publique su carta después de haber publicado la nota del Cardenal Sarah: es un gesto, este del papa Francisco, sin precedentes. Y más allá de las cuestiones de cuyo mérito  señalaremos, ciertamente nos sentimos honrados [NBQ] y agradecidos de esta atención del Santo Padre que objetivamente confiere a la NBQ la autoridad para acoger un debate sobre temas fundamentales para la vida de la Iglesia que lo ve como protagonista junto a algunos cardenales.

 

 

 

Pero vayamos al tema de la controversia: el argumento es el de las traducciones del latín de los textos litúrgicos en uso en cada País. Las traducciones (versiones y eventuales adaptaciones) son preparadas por cada una de las Conferencias episcopales, que después solicitan la aprobación a la Santa Sede. El examen de la Santa Sede viene a través de dos instrumentos: la confirmatio y la recognitio, que el Motu Proprio quiere redefinir. He aquí las diferentes interpretaciones sobre este punto: según el Cardenal Sarah, confirmatio y recognitio son diferentes por el efecto producido (confirmatio: traducción sola de la edición típica en latín; recognitio: agregado de nuevos textos y modificaciones rituales evidentemente no sustanciales), pero son dos actos idénticos desde el punto de vista de la responsabilidad de la Santa Sede. Y entonces en ambos casos es posible y se solicita un análisis detallado de todo: nuevos textos, modificaciones rituales, traducciones del original en latín.

 

Es evidente la preocupación del Cardenal Sarah en su calidad como Prefecto de la Congregación para el culto divino: mantener la unidad de la Iglesia también en la liturgia, respetando la autonomía de los obispos de cada país en la elaboración de la liturgia local.

 

Sin embargo el Papa ahora hace saber que esta no es la mens [espíritu] del Motu Proprio que en cambio va en la perspectiva de una verdadera y propia “devolution” litúrgica. De hecho hace la precisión de que los dos procedimientos – confirmatio y recognitio – no son idénticos e que en el ejercicio de estas dos acciones se da una responsabilidad «diferente» ya sea por parte de la Santa Sede, ya sea por parte de las Conferencias Episcopales.

 

Un ulterior pasaje de la carta del Papa requiere atención. Dice de hecho que «El Magnum Principium ya no sostiene que las traducciones deban ser confirmadas en todos los puntos a las normas de la Liturgiam Authenticam, tal como se venía haciendo en el pasado». Tal afirmación unida a la otra según la cual una traducción litúrgica “fiel” «implica una triple fidelidad» – al texto original, a la lengua de la traducción, a la comprensión de los destinatarios – da a entender que Magnum Principium pretende ser el inicio de un proceso que puede llevar muy lejos.

 

[Leer: Libertad a las Conferencias Episcopales para disolver la liturgia católica definitivamente]

 

Aquí está la importancia de esta controversia que ve al Papa desmentir al Cardenal Sarah, el cual no hace otra cosa que moverse sobre la línea trazada por Benedicto XVI. No hay duda de hecho que con el “espíritu” de Magnum Principium, precisado y acentuado por la carta papal que aquí publicamos, la tendencia será de encaminarse hacia los Misales nacionales cada vez más diferentes entre sí, hacia un “espíritu litúrgico” cada vez menos compartido.

 

La cuestión va más allá del aspecto meramente litúrgico y, como en muchas ocasiones sostuvo el Cardenal Joseph Ratzinger, posteriormente Benedicto XVI, tiene que ver con la concepción de Iglesia, y la comprensión que la Iglesia tiene de sí misma. En discusión y sobre todo el papel y el poder de las Conferencias episcopales a las que el papa Francisco pretende dar «también alguna auténtica autoridad doctrinal» (cfr. Evangelii Gaudiumno. 32).

 

[Traducción de Dominus Est. Artículo original]

*permitida su reproducción mencionando a DominusEstBlog.wordpress.com

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS:

La reforma litúrgica ¿inevitable o imposible? Divergencia entre el papa y el cardenal Sarah

Libertad a las Conferencias Episcopales para disolver la Liturgia Católica definitivamente. El rito antiguo está en la mira

Una nueva “misa ecuménica” en proceso de estudio

¿Calendario y Leccionario en común para Novus Ordo y Misa Tradicional?

Francisco contemplaría abolir Summorum Pontificum

Pro Tridentina (Malta) ratifica: ¡Grandes cambios litúrgicos previstos para el 2018!

 

 

Anuncios

5 comentarios sobre “El papa Francisco corrige al Cardenal Sarah mediante una ‘Correctio paternalis’

Agrega el tuyo

  1. CAMBIAR RADICALMENTE LA IGLESIA.
    La posición de Francisco de darle una total autonomía a las Conferencias Episcopales para que cada una haga lo que le venga en gana, lo que busca es restarle CATOLICIDAD a la Iglesia para que esta se fraccione con el fin de establecer sus luteranos propósitos que ya todos le vamos conociendo.. Ya están empezando a surgir sectas por todo lado dentro del seno mismo de la Iglesia.

    Me gusta

  2. Creo que es la primera vez que Francisco hace pública una confrontación directa con el Cardenal Sarah quien defiende la unidad en la Iglesia Católica contra la diversidad que propone Bergoglio al conferir autonomía a las Conferencias Episcopales con el fin de promover no un acercamiento sino un debilitamiento de la doctrina católica. Como bien mencionó Mons. Bux “La Iglesia está en plena crisis de fe” … “Si el Papa no protege la doctrina, no puede imponer disciplina”

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: