¿Tienen Potestad los Cismáticos? Cuidado con su validez y licitud

La potestad de jurisdicción es la conferida por simple intimación humana. Esta potestad no se adquiere de manera inamovible, y por eso no permanece ni en el cismático ni en el hereje. De aquí que no pueden ni absolver, ni excomulgar, ni conceder indulgencias o cosas por el estilo, y, si lo hacen, carecen de valor.

 

De Santo Tomás de Aquino, Doctor de la Iglesia. Suma Teológica. 12 de agosto de 2019.

 

“Encontramos con gran dolor que fueron nombrados obispos que no tienen ninguna comunión con esta Cátedra del Beatísimo Pedro, elegidos por ti en manera temeraria e ilegal, contra las disposiciones apostólicas, consagrados en modo sacrílego e inicuamente instalados. ¿Cómo pudiste ignorar – precisamente tú que incluso repites con tanta frecuencia de haber sido educado disciplinadamente en la fe católica – que nadie puede ser creado obispo legítimamente en contra del parecer de la Sede Apostólica? Que no está investido de ningún poder aquel que la misma Sede Apostólica ha declarado privado de cualquier jurisdicción. ¿Y acaso te parece poca cosa la subversión del orden eclesiástico suscitado por tu obra, la turbación de los fieles, las luchas, el espíritu de imitación, y el gravísimo escándalo que se les ha dado a los fieles, y que aún hoy perdura, por tu desobediencia a las disposiciones apostólicas? A causa de ésta desobediencia se regocijan los infieles y los herejes; oscilan confundidos quienes son débiles en la fe; se duelen y lloran quienes tienen más firme la fe, y no ven por qué razón deban quedar sometidos a un obispo que desprecia la obediencia debida al Romano Pontífice.

¿De qué sirve, de hecho, proclamar el dogma Católico del primado del Bienaventurado Pedro y de sus sucesores, y haber difundido tantas declaraciones de fe Católica y de obediencia ante la Sede Apostólica, cuando las acciones en sí desmienten abiertamente las palabras?

Te rogamos, Venerable Hermano, y te suplicamos en el nombre de Nuestro Señor Jesucristo, a fin de que reconsideres seriamente de cara a Dios tu malvada conducta, el grado de tu dignidad, tu edad y el muy grave peligro para tu eterna salvación; implorada con humildes ruegos la luz divina, toma entonces aquellas decisiones que demuestran en los hechos tu obsequio hacia la Sede Apostólica, tan a menudo afirmado en palabras; aquellas decisiones que alejan de ti la ruina en la cual, mientras prestes oído a los consejeros inicuos, lamentamos que te arrastres a ti mismo y al pueblo que te ha sido confiado por nuestra autoridad.”

 

De la Encíclica ‘Quae in Patriarcatu’ del Sumo Pontífice Pío IX

 


 

¿Tienen alguna potestad los cismáticos?

 

De Santo Tomás de Aquino, Doctor de la Iglesia. Suma Teológica. 12 de agosto de 2019.

 

image-15

 

Corresponde a continuación tratar de los vicios opuestos a la paz en el plano de la acción: el cisma, la riña (q.41), la sedición (q.42) y la guerra (q.40).

Sobre el cisma, en primer lugar, se formulan cuatro preguntas:

  1. El cisma, ¿es pecado especial?
  2. ¿Es más grave que la infidelidad?
  3. La potestad de los cismáticos.
  4. Sus penas.

 

De los cuales en esta publicación trataremos los Artículos 3o. y 4o., sobre la potestad e invalidez de los actos y sacramentos de los cismáticos.

 

Artículo 3: ¿Tienen alguna potestad los cismáticos?

 

Objeciones por las que parece que los cismáticos tienen alguna potestad:

  1. San Agustín, en el libro Contra Donat,,escribe: Lo mismo que a su vuelta a la Iglesia los que estaban bautizados antes de abandonarla no se rebautizaban, así los que vuelven a ella y estaban ordenados no se vuelven a ordenar. Ahora bien, el orden es potestad. Luego los cismáticos conservan cierta potestad porque retienen el orden.
  2. Según escribe también San Agustín en el libro De unic. bapt.El separado puede conferir sacramentos, como los puede recibir.Pues bien, la potestad de conferir sacramentos es potestad máxima. Por tanto, los cismáticos separados de la Iglesia tienen potestad espiritual.
  3. El papa Urbano escribe que a los en algún tiempo consagrados por los obispos según el rito católico, pero separados de la Iglesia romana por el cisma, al volver a la unidad de la Iglesia, debemos recibirlos con misericordia conservando sus propias órdenes, con tal de que su vida y ciencia les recomiende. Pero no sucedería esto si no quedara poder espiritual en los cismáticos. Estos, pues, tienen poder espiritual.

 

Contra esto: está el testimonio de la autoridad de San Cipriano manifestado en una carta, recogida en el Decreto y expresado en estos términos: Quien no observa ni la caridad del espíritu ni la unión de la paz, y se separa del vínculo de la Iglesia y del colegio de los sacerdotes y del obispo, no puede tener ni potestad ni honor.

 

Respondo: La potestad espiritual es doble: la sacramental y la de jurisdicción. La potestad sacramental es la conferida por la consagración. Pues bien, todas las consagraciones de la Iglesia son permanentes en tanto dure la consagración, como es evidente en las cosas inanimadas; así, el altar consagrado no se consagra de nuevo si no se destruye. Por tanto, dicha potestad permanece esencialmente en el hombre, que la recibió por consagración, mientras viva, aunque incurra en cisma o en herejía. Esto es evidente, dado que no es consagrado de nuevo al regresar a la Iglesia. Mas dado que la potestad inferior no debe actualizarse más que por la moción de un poder superior, como es también evidente en las cosas naturales, resulta de ello que ese hombre pierde el uso de su potestad, de suerte que no le sea permitido servirse de ella. Mas en el caso de que se sirvan de ella, surte efecto en el plano de los sacramentos, ya que en ellos el hombre no actúa sino como instrumento de Dios, y por eso los efectos sacramentales no quedan impedidos por cualquier culpa que tenga quien lo administre. La potestad, en cambio, de jurisdicción es la conferida por simple intimación humana. Esta potestad no se adquiere de manera inamovible, y por eso no permanece ni en el cismático ni en el hereje. De aquí que no pueden ni absolver, ni excomulgar, ni conceder indulgencias o cosas por el estilo, y, si lo hacen, carecen de valor.

En consecuencia, cuando se dice que estos hombres no tienen potestad espiritual, se ha de entender del segundo tipo de potestad espiritual; y si se trata del primero, no se entiende en cuanto a la esencia de la misma, sino en cuanto a su legítimo uso.

 

A las objeciones: Se responde con lo dicho.

 

image-13.jpeg

 

Artículo 4: ¿Es conveniente penar a los cismáticos con la excomunión?

 

Objeciones por las que parece que no es conveniente penar a los cismáticos con la excomunión:

  1. La excomunión, sobre todo, aparta al hombre de la comunión de los sacramentos. Ahora bien, en expresión de San Agustín en el libro Contra Donat., el bautismo puede ser recibido de manos de un cismático. Por tanto, parece que la excomunión no es pena conveniente para el cismático.
  2. Compete a los fieles de Cristo reducir a los dispersos, y por eso se dice en contra de algunos: No redujisteis lo que era abyecto ni buscasteis lo perdido(Ez 34,4). Pues bien, los cismáticos se reducen más fácilmente por quienes conviven con ellos. Parece, pues, que no se les debe excomulgar.
  3. Por un mismo pecado no se inflige doble pena, como leemos en la Escritura: No juzgará Dios dos veces al mismo(Nah 1,9). Pues bien, hay quienes por el pecado de cisma son castigados con pena temporal, a tenor de la prescripción del Decreto de Graciano: Las leyes divinas y humanas sancionaron que los separados de la unidad de la Iglesia y quienes perturban la paz sean frenados por la potestad secular. Por tanto, no deben ser castigados con excomunión.

 

Contra esto: está lo que se manda en la Escritura: Alejaos de las moradas de los hombres impíos (quienes habían hecho cisma) y no queráis tocar lo que les pertenece, no seáis envueltos en sus pecados (Núm 16,26).

 

Respondo: Cada cual debe ser castigado por lo que peca, como dice la Escritura (Sal 2,17). Ahora bien, según hemos visto (a.1), el cismático peca en dos cosas. La primera, por separarse de los miembros de la Iglesia. Bajo este aspecto es conveniente que la excomunión sea la pena del cismático. La segunda cosa en que peca es por resistirse a someterse a la cabeza de la Iglesia. Por eso, dado que se resiste a dejarse corregir por la potestad espiritual, es justo que lo sea por el poder temporal.

 

A las objeciones:

  1. No es lícito recibir el bautismo de mano de cismático, a no ser en caso de necesidad, puesto que es mejor salir de esta vida con la señal de Cristo recibida en el bautismo, que sin ella, sea quien fuere el que se la dé, incluso judío o pagano.
  2. La excomunión no prohíbe la comunicación que hace que con consejos saludables vuelvan a la unidad de la Iglesia quienes estaban separados de ella. Pero, además, la separación misma les atrae, ya que la confusión de encontrarse separados les induce a veces a penitencia.
  3. Las penas de esta vida son medicinales; por eso, cuando no es suficiente una para corregir al hombre, se añade otra; al igual que los médicos recetan también distintas medicinas cuando una no es eficaz. Por eso la Iglesia, cuando algunos no desisten lo suficiente por la excomunión, aplica la corrección del brazosecular. Pero si es suficiente una pena, no se le impone otra.

 

 

Fuente: http://hjg.com.ar/sumat/c/c39.html

 

 

Leer también:

¿Debemos temer ser Excomulgados?: Papa San Pío X

¿Puede la Iglesia Católica errar, ser destruida o perecer? : Papa San Pío X

Cuando la herejía Donatista se disfraza de ‘Catolicidad’

Anuncios

Un comentario sobre “¿Tienen Potestad los Cismáticos? Cuidado con su validez y licitud

Agrega el tuyo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: