‘Coronavirus o no, la Comunión puede recibirse en la boca’: Arquidiócesis de Portland

La oficina [de la Arquidiócesis] dijo que su declaración vino después de que algunos feligreses hubieran indicado que se les había negado la Sagrada Comunión en la lengua, o que la recepción en la boca “ha sido prohibida en ciertas parroquias”.

“Después de consultar con el Arzobispo, esta oficina quisiera comunicar con claridad que, ninguna parroquia puede prohibir la recepción de la Sagrada Comunión en la boca, ningún ministro ordinario o extraordinario puede rechazar a una persona que solicite la Sagrada Comunión en la boca… si se sienten incómodos al distribuir la Sagrada Comunión […], deberían ser excusados de este ministerio”, declaró la oficina.

 

Por The Catholic Herald. Dominus Est. 5 de marzo de 2020.

 

El derecho a recibir la Santa Comunión en la boca ha sido afirmado por la Arquidiócesis de Portland en Oregon, la cual hizo notar que el riesgo de transmisión de infección cuando se recibe en la boca o mano, es “más o menos igual”.

“Consultamos con dos médicos sobre este tema, uno de los cuales es especialista en inmunología por el Estado de Oregon. Estuvieron de acuerdo en que, hecha correctamente, la recepción de la Sagrada Comunión en la lengua o en la mano representa un riesgo más o menos igual”, escribió el 2 de marzo la oficina para el Culto Divino de la arquidiócesis [ver aquí].

“El riesgo de tocar la lengua y transmitir la saliva a los demás es obviamente un peligro, sin embargo, la posibilidad de tocar la mano de alguien es igualmente probable y las manos de uno están más expuestas a los gérmenes”.

La oficina [de la Arquidiócesis] dijo que su declaración vino después de que algunos feligreses hubieran indicado que se les había negado la Sagrada Comunión en la lengua, o que la recepción en la lengua “ha sido prohibida en ciertas parroquias”.

“Después de consultar con el Arzobispo, esta oficina quisiera comunicar con claridad que, ninguna parroquia puede prohibir la recepción de la Sagrada Comunión en la lengua, ningún ministro ordinario o extraordinario puede rechazar a una persona que solicite la Sagrada Comunión en la lengua”, declaró la oficina.

Ésta agregó que “si los ‘ministros extraordinarios’ de la Sagrada Comunión se sienten incómodos al distribuir la Sagrada Comunión, ya sea en la mano o en la lengua, deberían ser excusados de este ministerio”.

Muchas iglesias en todo el mundo han emitido pautas de precaución para las misas, o cancelado por completo las misas públicas, debido al brote de coronavirus que se originó en China a fines del año pasado.

En Oregon, se han confirmado dos casos y ningún fallecimiento.

Las consideraciones adicionales de la arquidiócesis de Portland siguieron a una nota del 28 de febrero que ofrecía una serie de pautas con respecto a la posible transmisión de la enfermedad.

Las pautas señalaron que la Comunión bajo ambas especies “no siempre es necesaria o aconsejable”, y que “se deja al juicio prudente del párroco si se debe ofrecer la comunión bajo ambos tipos”.

Citando el hecho de que “nuestras manos son a menudo transmisoras del resfriado y la gripe”, dijo que la auto comunión mezclando la hostia con el vino no debe permitirse, lo que, en cualquier caso, está “prohibido por la ley [canónica]”; que en lugar de dar la mano durante el signo de la paz, “se puede hacer un gesto con la cabeza y un saludo verbal de paz…”; y que “debe desalentarse el tomarse de las manos durante el Padre Nuestro”.

Agregó que aquellos que se encuentran enfermos, están “exentos de la asistencia dominical a misa”, y “se les anima a hacer una comunión espiritual”.

Las parroquias que distribuyen la Sagrada Comunión solo bajo la especie de pan “deberían aprovechar la oportunidad para catequizar a los fieles con respecto a las enseñanzas de la Iglesia sobre la Santísima Eucaristía, especialmente con respecto a la presencia verdadera, real y sustancial de Nuestro Señor Jesucristo bajo cualquiera de las especies”, señaló la arquidiócesis.

 

DSC_0103-2-1024x730

 

La arquidiócesis agregó que, después de consultar con la oficina de Salud Pública de Oregón, encontró que “el consenso científico parece ser que, aunque se pueden encontrar bacterias y virus en el copón, a pesar de la limpieza y poder sobrevivir al alcohol, se cree que el riesgo de transmisión sea bajo. Sin embargo, el cese de la distribución de la Sagrada Comunión desde el cáliz, reduciría el riesgo significativamente”.

Además, la arquidiócesis citó una declaración de la Autoridad de Salud de Oregón que dice: “Tenemos miles de casos de influenza y muchos cientos de hospitalizaciones por influenza este año aquí en el área de Portland. Y tenemos cero casos de este nuevo coronavirus. En este momento, una amenaza mayor para todos nosotros es la gripe”.

Reiteró que “la Sagrada Comunión bajo ambos tipos no es obligatoria en ninguna misa en la Arquidiócesis de Portland”.

La oficina para el Culto Divino [de la Arquidiócesis] también recomendó “que todas las parroquias cesen la distribución de la Preciosa Sangre por el momento y que el signo de la Paz sea eliminado o hecho sin la posibilidad de contacto físico”.

La arquidiócesis de Portland hizo referencia a ‘Redemptionis sacramentum’ [ver aquí], la instrucción de 2004 de la Congregación para el Culto Divino sobre ciertos asuntos que deben observarse o evitarse con respecto a la Santísima Eucaristía, que señala que “todo fiel tiene siempre derecho a elegir si desea recibir la sagrada Comunión en la boca, a su elección”.

Las arquidiócesis de Portland y Seattle están de acuerdo en que la comunión debe ser de una sola especie, que los enfermos deben quedarse en casa sin asistir a misa, y que todos deben practicar una buena higiene y, “evitar el contacto mano a mano durante el Padre Nuestro y el signo de la Paz”.

Un conjunto previo de instrucciones con respecto a la influenza en la arquidiócesis de Santa Fe, emitido el 7 de enero, dijo que los sacerdotes deberían “alentar la recepción de la Hostia Consagrada en la mano” y “solicitar que, las personas que insistan en recibir la Eucaristía en la lengua, esperen hasta el final de la Sagrada Comunión para ser los últimos en comulgar, limitando la transmisión del virus”.

La Arquidiócesis de Chicago también publicó sus pautas de prevención de coronavirus del 3 de marzo, que instaban a prácticas de higiene, y recordaron que los enfermos no están obligados a asistir a misa. Ha habido cuatro casos confirmados de coronavirus en Illinois.

Según Catholic Mutual, “se desaconseja fuertemente la comunión en la lengua” después de la declaración de una pandemia. La Organización Mundial de la Salud no ha declarado aún una pandemia de coronavirus.

La Conferencia Episcopal de Inglaterra y Gales emitió una guía sobre el coronavirus con fecha del 27 de febrero diciendo que en la etapa actual del coronavirus, caracterizada por muy pocos casos en el Reino Unido y ningún caso en las parroquias locales, la clave para las parroquias es instar que se mantenga una buena higiene.

Hay 80 casos confirmados de coronavirus en Inglaterra, y uno en Gales. Ha habido un fallecimiento en Inglaterra debido a la enfermedad.

 

communion_on_tongue_810_500_75_s_c1

 

La Latin Mass Society emitió un comunicado el 2 de marzo [ver aquí] acogiendo las directrices de los obispos ingleses y galeses, al tiempo que señaló que “no toman la forma de un decreto con la fuerza del derecho canónico”.

El grupo señaló que en las celebraciones en la Forma Extraordinaria del Rito Romano, “el signo de la paz no se da entre los miembros de la congregación; la Preciosa Sangre no se distribuye a los Fieles (del Cáliz); y no se emplean ‘ministros extraordinarios’ de la Sagrada Comunión. En estos aspectos, estas celebraciones ya se adhieren, o hacen innecesarias, las recomendaciones dadas en las pautas para un mayor nivel de higiene, necesario en el caso de un brote más grave del virus”.

La Latin Mass Society agregó que en las Misas, en la Forma Extraordinaria, la Sagrada Comunión “no puede distribuirse en la mano, de acuerdo con la ley litúrgica universal que les es aplicable. Si la propagación de COVID-19 requiere la suspensión de la distribución de la Sagrada Comunión en la lengua, esto significaría la suspensión de la distribución de la Sagrada Comunión a los Fieles en estas celebraciones”.

Señaló que “la Comunión de los Fieles no es de ninguna manera necesaria para la validez o la licitud de la Misa (en tales circunstancias). Si la prudencia dicta la necesidad de tal paso, se debe alentar a los fieles a hacer una Comunión Espiritual”.

“Sin embargo, deseamos hacer la observación de que la distribución de la Hostia en la mano no parece tener menos probabilidades de propagar la infección que la distribución en la boca”, escribió la Latin Mass Society.

 

image-69

 

“Por el contrario, la distribución en la mano tiene el resultado de que la Hostia toca las superficies posiblemente infectadas, la palma de la mano izquierda y los dedos de la mano derecha de quien comulga, lo cual se evita con la distribución por un sacerdote directamente en la boca del comulgante”.

 

Traducción por Dominus Est. Artículo original

*permitida su reproducción mencionando a DominusEstBlog.wordpress.com

 

 

Leer también:

¿Epidemia del Coronavirus o epidemia de Miedo?… Una iglesia no es un lugar de riesgo, sino de salvación: Mons. Pascal Roland

BASTA DE COMUNIÓN EN LA MANO. Ponte de rodillas y recibe a tu Rey

Profanando a Nuestro Señor Eucaristía parte por parte

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: