Benedicto dijo lo que la Cumbre Vaticana no se atrevió: ‘Camarillas de homosexuales’ arruinaron los Seminarios

La carta de Benedicto ha roto el aparentemente impenetrable muro de silencio de la jerarquía con respecto a la fuente principal de los abusos, el homosexualismo en los seminarios.

Declaró: “En varios seminarios se establecieron grupos homosexuales que actuaban más o menos abiertamente, con lo que cambiaron significativamente el clima que se vivía en ellos”.

 

Por Doug Mainwaring. LifeSiteNews. 12 de abril de 2019.

 

El Papa Emérito Benedicto XVI dijo lo que los prelados en la reciente Cumbre del Vaticano sobre los abusos sexuales del clero no se atrevieron a decir: las camarillas de homosexuales “cambiaron significativamente el clima en los seminarios”.

El ensayo de Benedicto [ver aquí] ha roto el aparentemente impenetrable muro de silencio de la jerarquía con respecto a la fuente principal de la indebida conducta sexual y el problema de encubrimiento de la Iglesia.

Para que conste, declaró: “En varios seminarios se establecieron grupos homosexuales que actuaban más o menos abiertamente, con lo que cambiaron significativamente el clima que se vivía en ellos”.

El Papa emérito citó un ejemplo particularmente atroz de un obispo que mostró películas pornográficas a los seminaristas, “con la intención de que estas los hicieran resistentes ante las conductas contrarias a la fe”.

Durante toda la semana de la Cumbre de febrero, las preguntas de los medios católicos y seculares sobre la presencia de la homosexualidad en el sacerdocio y en la formación sacerdotal fueron desviadas repetidamente.

Los cardenales Blase Cupich y Sean O’Malley, y el arzobispo Charles Scicluna dejaron en claro en las reuniones informativas diarias que las preguntas sobre las relaciones homosexuales y los actos con adultos – especialmente seminaristas – ya sean consensuadas o por abuso, estaban prohibidas.

En un momento dado, Cupich negó abiertamente cualquier conexión causal entre la homosexualidad o una subcultura homosexual y el abuso sexual.

Scicluna fue más allá y dijo que décadas de homosexualidad generalizada en los seminarios de EE.UU. no podían abordarse durante la cumbre porque no tenía “nada que ver con el abuso sexual de menores”.

 

Un funcionario de alto rango que habló bajo condición de anonimato dijo en ese momento:

“Hemos entendido que usted no quiere hablar sobre la homosexualidad, y que el pueblo de Dios ha entendido bien por qué. Si usted dice que está a favor de la transparencia y la claridad, su asamblea debe hacer una declaración reafirmando lo que se encuentra en el Catecismo de la Iglesia Católica sobre la condición de la homosexualidad y su condena del grave pecado de la sodomía. En ausencia de esto, está claro que usted no quiere transparencia y que ha perdido toda credibilidad por parte de los fieles”.

 

El ensayo del Papa retirado es quizás un paso hacia la recuperación de la confianza de los hombres y mujeres católicos en las parroquias.

El arzobispo Charles Chaput amplió hoy los comentarios del Papa Emérito Benedicto, contrarrestando el silencio de los prelados de la Cumbre [del Vaticano].

“Al igual que los laicos a los que sirven y dirigen, los sacerdotes están moldeados por la cultura de la que emergen. Deben ser mantenidos, con razón, a un nivel más alto debido a su vocación. Pero los sacerdotes y los obispos no tienen una inmunidad milagrosa ante la anormalidad que burbujea a su alrededor”, escribió Chaput.

 

El papa emérito “ubica la semilla de la crisis actual en el giro deliberado hacia la anarquía sexual que marcó gran parte de Europa en la década de 1960, y el completo fracaso de los teólogos morales católicos para contrarrestarla – un fracaso que más a menudo se parece a un compañero de viaje”, continuó Chaput.

“El pequeño secreto sucio de la revolución sexual: Relajar las normas sexuales no reduce el apetito por la violencia, incluida la violencia sexual. Esto hace exactamente lo contrario”.

 

El arzobispo Chaput finalizó con una declaración que es una bomba: el Papa emérito “busca explicar la inicialmente lenta e inadecuada respuesta de la Iglesia al problema del abuso”, sin embargo, “guarda silencio sobre lo que muchos consideran como la continua resistencia de Roma a nombrar con franqueza el tema central del problema del abusos por parte del clero, que no es principalmente una cuestión de privilegio clerical sino más bien un patrón de homosexualidad depredadora”.

 

 

[Traducción de Dominus Est. Artículo original]

*permitida su reproducción mencionando a DominusEstBlog.wordpress.com

 

 

 

Leer también:

Por qué la intervención de Benedicto es tan importante

‘Se han transformado en asesinos del alma y de la fe’: Víctima a Obispos en 1er. día de Cumbre vs. Abusos

‘¡¿También Vosotros permaneceréis en Silencio?!’: Cardenales Burke y Brandmüller

 

 

 

 

Blase CupichCatholicCharles ChaputClergy Sex Abuse ScandalsHomosexualityJoseph RatzingerPope Benedict XviPope FrancisSean O’malleySeminariesSex Abuse Summit

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: