¿Está conduciendo la Crisis de la Iglesia a los fieles a la Misa Tradicional? Entrevista al Dr. Kwasniewski

Por Peter Kwasniewski. Rorate Caeli. 21 de diciembre de 2018.

 

Recientemente, Judy Roberts me entrevistó para un artículo en el que ella estaba trabajando para el National Catholic Register. Algunas partes de la entrevista aparecieron en el NC Register el 16 de diciembre [Ver aquí en Dominus Est], pero la entrevista completa se presenta exclusivamente [en inglés] en Rorate [disponible en español aquí]. 

 


 

image

 

Judy Roberts: De acuerdo a su experiencia, ¿hay más católicos buscando la misa en la forma extraordinaria durante este tiempo de turbulencia en la Iglesia? ¿Qué razón le dan del por qué?  

Peter Kwasniewski (PK): Las estadísticas, en la medida del alcance en que están disponibles, la creación de nuevos apostolados de misa tradicional y la evidencia anecdótica compartida a través de las redes sociales apuntan a una base de fieles cada vez mayor que asisten a esta forma de la liturgia romana.

No estoy seguro de si está creciendo más debido a la crisis actual, pero lo que he notado es una tendencia interesante. Los “progresistas” o “liberales” están envalentonados bajo este pontificado para mostrar sus verdaderos colores cada vez más abiertamente; los “conservadores”, es decir, aquellos que habrían sido catalogados como “Católicos Juan Pablo II” o “Ratzingerianos” están disminuyendo; y los “tradicionales”, que alguna vez parecían una minoría insignificante, no solo se han mostrado más numerosos de lo que hasta ahora se había imaginado, sino que ahora están ocupando el más alto terreno intelectual y moral. El trabajo serio de restauración católica está ocurriendo en gran parte debido a sus esfuerzos.

 

¿Quiénes son estas personas? ¿Son simplemente católicos mayores de edad que crecieron con la misa tradicional y se muestran nostálgicos por la forma en que solían ser las cosas, o este grupo también incluye a personas más jóvenes y a conversos?

PK: Esta pregunta puede responderse de manera más convincente con un simple experimento: Visite su capilla local de la Fraternidad de San Pedro [FSSP] o el oratorio del Instituto de Cristo Rey [ICRSP], o una parroquia donde se ofrezca la misa tradicional en latín, y eche un vistazo a la congregación. Habrá una cantidad de abuelas y abuelos de cabello canoso, pero la mayoría son padres de mediana edad, jóvenes, niños y, debo decirlo, bebés – muchos de ellos. Esto no puede ser un fenómeno nostálgico para los nacidos después de la década de 1960, cuando la antigua liturgia estaba casi extinta. Es simplemente, el redescubrimiento de un tesoro cuya belleza, santidad y denso contenido católico palpables, son su magnetismo.

 

¿Qué es lo que dicen estar encontrando en la llamada Misa antigua? ¿Es simplemente la belleza de la liturgia lo que los atrae o la forma de celebrar en una parroquia que ofrece la Forma Extraordinaria? ¿Están encontrando otros beneficios como, un sacerdote cuya predicación es fiel a la enseñanza de la Iglesia, y más compañeros feligreses con una mentalidad afín a su práctica de la fe?

PK: Sonaría como un esteta si dijera que todos han venido por la belleza de los ornamentos, las ceremonias y la música – aunque seguro que estas cosas son de una importancia crucial en una religión que apela a los sentidos y la imaginación, tal como nuestro divino Maestro lo hizo siempre en sus parábolas. La belleza atrae al corazón humano. Más de un asistente a misa tradicional ha admitido que fue la música horrible la que finalmente le condujo lejos del mundo Novus Ordo.

Pero no menos atractiva es la casi garantía de que la homilía no será una doctrina católica sin sentido, sino que será servida limpiamente. Y dado que somos animales sociales, necesitamos encontrarnos con otros católicos serios, personas que se esfuerzan por conocer, vivir y transmitir las enseñanzas de la Iglesia.

 

youngmen_645_406_55

 

Dado que el número de lugares que ofrecen misas tradicionales en latín [en los Estados Unidos] ha aumentado a más de 500 desde 1988, cuando sólo había unos 20, ¿diría usted que este movimiento reciente de católicos hacia la misa tradicional es parte de esa tendencia o de algo totalmente nuevo?  

PK: Como mencioné, el crecimiento ha sido bastante constante. Hubo, naturalmente, un salto notable en, y poco después, de 2007, cuando salió Summorum Pontificum [ver aquí], aunque es sorprendente la cantidad de obispos que aún viven en “tierras de indulto”, creyendo que deben ser consultados al respecto y luego aprobar cada misa tradicional en latín que se inicia, lo cual es completamente contrario a la ley universal presentada por Summorum.

El Papa Francisco ha hecho sin querer su mejor esfuerzo en empujar a los católicos a refugiarse de la confusión y depravación aparentemente acelerada de la Iglesia contemporánea. No es que la naturaleza humana decadente esté ausente en absoluto, pero hay un nivel de cordura y seriedad en el mundo de la misa tradicional que casi no tiene paralelo en ningún otro lugar.

Independientemente de las circunstancias externas, el movimiento continuará creciendo porque tiene una fuerza interna inmensa”, dijo. “Los sacerdotes que aprenden [a celebrar] el rito antiguo dicen que les cambia la vida. Cuando los laicos lo descubren, se sienten incómodos con las alternativas modernizadas y se sienten atraídos a buscar una expresión más plena de su religión.

 

Un tweet de Rorate Coeli sugirió recientemente que algunas de estas personas pudieron haber abandonado la Iglesia y toda práctica religiosa si por casualidad no hubieran encontrado la Misa Tradicional. ¿Confirma esto lo que usted está viendo y escuchando? Si es así, ¿qué tiene la Misa Tradicional que pudiera servir de ‘cuerda de vida’ [salvavidas] y mantener a alguien dentro de la Iglesia?

PK: Estaría de acuerdo con ese Tweet. En mis viajes alrededor del mundo, he conocido a muchas personas que se convirtieron debido a la misa tradicional, o que volvieron a la fe debido a eso. Realmente, no deberíamos sorprendernos. En la primera mitad del siglo XX, cuando hubo tantas conversiones a la fe católica, a menudo fue el esplendor y la solemnidad de la liturgia lo que los atrajo o los mantuvo. Lo mismo está sucediendo hoy.

Pero también quiero agregar que no es solo la misa lo que atrae a la gente, es toda una forma de vida, pensamiento y adoración, incluidos los otros ritos sacramentales, bendiciones, costumbres y calendario. Por ejemplo, antes del Concilio Vaticano II, muchas parroquias tenían las Vísperas del Domingo con buena asistencia. Todo eso se echó después del Concilio (contrariamente a sus deseos explícitos). Hoy en día, las Vísperas celebradas públicamente se pueden encontrar con más frecuencia en relación con las comunidades tradicionales.

¿Por qué ayudan estas cosas a las personas a permanecer en la Iglesia? Simplemente porque responden profundamente a nuestra hambre de Dios, por una celebración que evidentemente está dirigida a Él y toma en serio Su realidad, Sus atributos, Sus prerrogativas. Si Dios es real, y si Él es quien Él dice que es, ¡nuestra liturgia debería actuar, nosotros deberíamos actuar, como si todo esto fuera absolutamente cierto!

 

Seguimos escuchando rumores de que el Papa Francisco quiere revertir el permiso otorgado por el Papa Emérito Benedicto XVI para que los sacerdotes puedan celebrar la Misa en la Forma Extraordinaria. ¿Qué tan probable cree usted que esto suceda?  

PK: Cualquier acción de este tipo sería absurdamente contraproducente. El papa ya se encuentra librando una batalla perdida en relaciones públicas y especialmente entre los fieles que serían sus aliados más naturales, concretamente, los conservadores y los tradicionales, que siempre quieren defender y seguir al papado si pueden (contrario a los liberales, quienes le defienden solo cuando se ajusta a su lista de deseos sexuales u otras desviaciones). Así que si él echara para atrás Summorum, estaría alienando a católicos muy comprometidos con la práctica de su fe.

Además, simplemente no sería obedecido por una amplio número de quienes ofrecen o asisten a la misa tradicional en latín, porque ya están convencidos por los argumentos de Joseph Ratzinger/Benedicto XVI de que el antiguo rito no puede, en principio, ser prohibido o abolido.

Si el deseo preponderante del Papa es “hacer lío”, como una vez dijo a los jóvenes que lo hicieran, entonces ciertamente podría hacer un gran lío haciendo eso. Continuamente me sorprende la frecuencia con la que él mismo se dispara en el pie, así que quizás haya más balas de los que provienen los otros [líos], pero tiendo a pensar que la liturgia no es una mayor prioridad para él, y que buscará reducir el “tradicionalismo” en una variedad de formas más tortuosas, como cuando aplastó a los franciscanos de la Inmaculada. Pero el genio está fuera de la botella, por así decirlo, y no volverá a meterse en el corto plazo.

 

28e222a45a0dc1a0313311dbd66d5563

“Hagamos lío”. Clase de Arte preescolar.

 

Peter Kwasniewski es un académico y escritor independiente que ha escrito tres libros dedicados al Catolicismo Tradicional:   Resurgir en medio de la crisis: La liturgia sacra, la misa tradicional en latín y la renovación en la Iglesia  (Angelico, 2014);   Belleza noble, santidad trascendente: Por qué la Edad Moderna necesita la Misa de los Siglos   (Angelico, 2017); y más recientemente,   Tradición y Cordura: Conversaciones y diálogos sobre un exilio postconciliar   (Angélico, 2018).

 

Traducción de Dominus Est. Artículo original]

*permitida su reproducción mencionando a dominusestblog.wordpress.com

 

 

Ver también:

La Misa Tradicional, un ancla y refugio en medio de la tormenta en la Iglesia

 

 

Etiquetas:

Crisis de la Iglesia , Entrevistas , PeterKwasniewski , Francisco , RatzingerJuventud tradicional

 

 

Anuncios

6 comentarios sobre “¿Está conduciendo la Crisis de la Iglesia a los fieles a la Misa Tradicional? Entrevista al Dr. Kwasniewski

Agrega el tuyo

  1. Espero en Dios que a través de la Misa Tradicional, las oraciones y la fidelidad de los fieles, se pueda recuperar la Iglesia de tan certero ataque a los dogmas, la Eucaristía el magisterio, convirtiendo las misas en simples asambleas laicas.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: