La Misa Tradicional, un ancla y refugio en medio de la tormenta en la Iglesia

La importancia de la liturgia para preservar la fe… Quienes buscan el rito antiguo de la misa dicen que refleja y refuerza de mejor manera la fe en la que creen.

 

Por Judy Roberts. NC Register. 18 de diciembre de 2018.

 

“En un mar de confusión, había esta estabilidad… y tuve una abrumadora sensación de paz”… “Están allí porque querían una misa reverente, pero también porque… se dieron cuenta de que necesitaban tomarse más en serio la fe”.

 

En lo que la mayoría de los católicos está de acuerdo, es en que vivimos un momento de turbulencia en la Iglesia, y algunos están encontrando un ancla en la Misa Tradicional en latín.

Pero esto no es una ola de nostalgia. Si bien pueden encontrarse abuelos de cabello canoso en cualquier congregación de Misa Tradicional en latín, es más probable que la mayoría de los fieles sean de mediana edad y jóvenes, incluidos los conversos, sin experiencia previa de misa en latín. Aquellos que buscan la forma extraordinaria de la misa – ya sea en una parroquia que la ofrece de forma exclusiva o en una que también ofrece la misa Novus ordo – lo están haciendo así porque, en una época de agitación marcada por mensajes mezclados de Roma y el escándalo de abuso sexual del clero, dicen que es una constante que refleja y refuerza de mejor manera la fe en la que creen.

 

image

 

Oración y creencia

Lex orandi, lex credendi – La forma en que adoramos es la forma en que creemos”, dijo Joan Tussing, quien se convirtió a la fe católica en 1995. “Esto habla tan claramente sobre por qué prefiero y creo en la importancia de la Misa Tradicional en latín”.

Tussing experimentó por primera vez la Misa Tradicional hace unos ocho años por medio de un sacerdote en Cleveland, Ohio, amigo de la familia. Más recientemente, después de leer un poco sobre la historia de la Iglesia como parte de sus preocupaciones sobre el Sínodo sobre la Familia y la exhortación apostólica Amoris Laetitia, decidió buscar una misa tradicional en una parroquia en Florida, donde ella pasa el invierno.

Tussing dijo que se convirtió al catolicismo porque se sintió atraída por la verdad de la fe y la presencia real de Cristo en la Eucaristía, y que la misa en latín la conecta y la unifica mejor con la plenitud de esa verdad.

Aunque no asiste exclusivamente a la misa en latín, dijo que cuando lo hace, experimenta más plenamente la personificación de lo que Cristo instituyó en la Última Cena y su ofrenda de Sí mismo para la salvación de los pecados.

 

“No se trata de lo que estamos haciendo nosotros”, dijo. “Se trata de lo que Él está haciendo por nosotros”.

 

summorum-pontificum-portada

 

Elección positiva

Para muchos, encontrar un lugar donde se celebre la misa tradicional es más que el rito en sí.

Peter Kwasniewski es un académico y escritor cuyas publicaciones incluyen tres libros sobre el catolicismo tradicional. Dijo a Register que las vestimentas, ceremonias y música ciertamente son importantes en una religión que apela a los sentidos y la imaginación.

 

“Pero no menos atractiva es la casi garantía de que la homilía no será una doctrina católica sin sentido, sino que será servida limpiamente. Y dado que somos animales sociales, necesitamos encontrarnos con otros católicos serios, personas que se esfuerzan por conocer, vivir y transmitir las enseñanzas de la Iglesia”.

 

El padre John Zuhlsdorf, quien escribe sobre liturgia y otros temas sobre “Father Z’s Blog”, dijo, los católicos que buscan la Misa Tradicional en latín no están huyendo hacia ella, sino que la están descubriendo y haciendo una elección positiva.

 

“Han oído hablar de ella y la están probando”, dijo. “Una vez que se ajustan a la novedad de ésta, a un tono y enfoque muy diferentes, comienzan a resonar cada vez más con ella porque transmite y da forma a nuestra identidad católica… Sí, eso también puede servir como un refugio en la crisis, pero cuanto más asisten a ella, más se benefician de ésta en todos los niveles de sus vocaciones, cualesquiera que sean las vocaciones a las que están llamados a vivir”.

 

Sin embargo, algunos católicos claramente van a la misa tradicional en latín, al menos inicialmente, como “un refugio en la crisis”.

Para Stephen Joseph, fue un escándalo sexual que involucró a un sacerdote en su antigua parroquia lo que, dijo, lo empujó hasta el límite y lo llevó a una parroquia dirigida por la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro (FSSP), que celebra la misa en la forma extraordinaria. Antes de eso, dijo, había estado asistiendo a misa tradicional en latín una vez al mes y había notado que, a diferencia de la misa Novus ordo en su parroquia, ésta nunca cambiaba.

 

“En un mar de confusión, había esta estabilidad… y tuve una abrumadora sensación de paz”.

 

image

 

Estabilidad en medio de la agitación

Aunque el último escándalo de abuso por parte de sacerdotes le ha molestado, Joseph dijo que no ha reaccionado a este tal como lo habría hecho de no haber tenido el beneficio de la asistencia regular a la Misa Tradicional en latín.

 

“Tengo 2.000 años de tradición, y tengo esta misa que está tan enfocada en Cristo. Me di cuenta de que antes, estaba demasiado enfocado en el sacerdote, los obispos y el papa. Ahora estoy enfocado en Cristo”.

 

Añadió, “Soy un chico normal, muy fuera del mundo… No soy el ‘tradi’ por excelencia, pero creo que lo que está sucediendo es que cada vez más y más personas están viniendo [a la misa tradicional], así que está cambiando esa mentalidad ‘tradi’ estereotipada”.

Joseph dijo que ha observado más caras nuevas en su parroquia últimamente y ha tratado de hablar con los recién llegados. Recientemente, dijo, se acercó a una joven pareja con dos hijos y supo que habían venido de otra parroquia. Le dijeron que estaban allí porque querían una misa reverente, pero también porque el escándalo de abusos sexuales del clero les había sacudido y se dieron cuenta de que necesitaban tomarse más en serio la fe.

Dijo que escuchó una historia similar de una amiga que siempre había estado satisfecha con la misa Novus ordo, pero que ha comenzado a ir ocasionalmente a misa tradicional en latín porque dijo, el escándalo de abusos despertó en ella la importancia de la liturgia para preservar la fe. Ahora está considerando seriamente hacer un compromiso mayor asistiendo a la Misa Tradicional con regularidad.

 

“Creo que es la incertidumbre de que todo parece estar cambiando y la Misa Tradicional en sí misma es estable”, dijo Joseph. “No cambia”.

 

image

 

Una seria Adoración

El padre Zuhlsdorf dijo que cree que existe una relación recíproca entre lo que creen los católicos y en cómo adoran litúrgicamente a Dios.

 

“Si usted no encuentra nada serio en la adoración, usted mismo se volverá menos serio al participar en ella. Somos nuestros ritos. Cambien la adoración en la Iglesia y cambiarán la identidad católica.

Adáptenla a las maneras del mundo y las personas que participan en ella se adaptarán a las del mundo”.

 

Michael Price es un antiguo ateo de 23 años que está tomando clases de catecismo católico. Se describe a sí mismo como al borde de la conversión y cree que la misa tradicional en latín lo ha estado ayudando en su proceso de conversión.

 

“Ir de otra manera sería lento”, dijo, y agregó que la “atmósfera” que experimentó en las misas Novus ordo lo han llevado a querer irse. Y dijo: “No me pasa eso en absoluto con la misa en latín”.

 

Para Price, hay algo que va directo y claro acerca de la forma extraordinaria de la misa.

Price cree que la misa tradicional en latín “realmente encarna el dogma y la enseñanza de la Iglesia Católica mejor de lo que lo hace la misa Novus ordo. Una razón de ello podría ser que esa es la forma en que ha sido la misa durante más de 1.000 años. Estar arraigado en esa única forma de oración y sacrificio realmente permitió que ese ritual, esa misa, personificara el dogma de forma más efectiva que el Novus Ordo, que fue instituido más recientemente”.

 

img_8624

 

Orientación tradicional

El Padre John Berg es el párroco de St. Mary’s en Broadway, en Providence, Rhode Island, y último Superior General de la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro [FSSP]. Dijo que la misa tradicional tiene un valor que la catequesis no proporciona.

 

“La liturgia es más formativa, y la forma en que usted adora va a afectar la forma en que usted cree y vive”, dijo.

 

Para Evan Cornell, quien se convirtió a la fe católica en 2011 y asiste a misa en [la parroquia de] St. Mary’s en Broadway, la misa tradicional es un elemento en la vida de una parroquia que lo ha empujado a él ya su esposa, Amanda, una católica de nacimiento, a salir de su zona de confort espiritual, desafiándolos a crecer en la virtud y perfección.

Pero dijo: “Encuentro absolutamente un gran consuelo en la Forma Extraordinaria [de la misa] en estos días de confusión dentro de la Iglesia”. La postura del sacerdote, que celebra la misa ad orientem (hacia el Oriente), orientado en la misma dirección que la congregación, es significante para él porque visualmente ayuda a eliminar el enfoque en la persona del sacerdote para enfocarse en el altar, en Cristo, el verdadero Sumo Sacerdote.

“La orientación en su totalidad”, agregó el padre Berg, “se centra en la ofrenda del sacrificio a Dios, en lugar de en la comunidad, como en el Novus ordo“. Además, en la forma extraordinaria, dijo, a los católicos se les recuerda constantemente arrodillarse ante Dios y la humildad que deberían tener para ofrecer el sacrificio. “Si entendemos esa relación con Dios, creemos que esa relación define todas nuestras demás relaciones”.

 

IMG_2497

 

Por los números

Kwasniewski dijo que la creación de nuevos apostolados de Misa Tradicional, la evidencia anecdótica y estadísticas – 20 lugares en los Estados Unidos en 1988 ofrecieron la misa tradicional los domingos, en comparación con más de 500 lugares hoy en día – indican una base estable y creciente de fieles que asisten a Misas en Forma Extraordinaria.

 

“Independientemente de las circunstancias externas, el movimiento continuará creciendo porque tiene una fuerza interna inmensa”, dijo. “Los sacerdotes que aprenden [a celebrar] el rito antiguo dicen que les cambia la vida. Cuando los laicos lo descubren, se sienten incómodos con las alternativas modernizadas y se sienten atraídos a buscar una expresión más plena de su religión”.

 

Judy Roberts   Escribe desde Graytown , Ohio.

 

Traducción de Dominus Est. Artículo original]

*permitida su reproducción mencionando a dominusestblog.wordpress.com

 

 

Imágenes: Allison Girone, Luis Ramírez, FSSP México, FSSP England, FSSP Roma.

 

 

Ver también:

La Comunidad Tradicional de Los Angeles (FSSP) celebra 10 años de Summorum Pontificum. VÍDEO.

UNA LUZ EN AMSTERDAM. Un apostolado floreciente en los Países Bajos

La FSSP, cultivando un Apostolado Católico Tradicional en México

Pablo VI y la reforma litúrgica. La aprobó, pero le gustaba poco

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: