POR FAVOR Y POR AMOR, TENGA DISTANCIA CON EL SACERDOTE. (Incluso si está en otra ciudad)

Por Felipe Gómez. Católico Defiende tu Fe. 24 de septiembre de 2018.

 

Señorita, señora:

 

Cuando usted en un arranque de emotividad, siente el impulso de lanzarse al cuello del cura párroco y cogerlo a besos, o siente ganas de expresarle su amor y gratitud, por favor, piénselo bien, evite la abrazadera, evite la tocadera, eso, definitivamente no es sano ni conveniente.

 

No es tan solo porque hay que guardar la distancia, compostura y las apariencias, sino porque usted está ante un ministro del Señor y con su actitud, puede convertirse en una tentación y la cáscara en el camino del presbítero.

 

Un sacerdote merece reverencia, respeto y por amor, también un poco de distancia. Tanto usted como él son humanos y pueden hacerse daño con estas y otras emotivas manifestaciones afectivas.

 

La distancia entre el sacerdote y el laico (en éste caso, la laica), así él sea su confesor o usted sea su hija espiritual, es necesaria.

 

Por otra parte, ni el padre deja de ser hombre ni usted mujer, así el interés primero sea tan sólo el de acercar el alma hacia Dios.

 

No lo llame por su apodo, tampoco le diga Carlitos a secas. El para usted, como para cualquier otro se llama el padre Carlos, Juan o Andrés. No viva llamándolo como si fuera su amigo íntimo [mucho menos a horas inapropiadas como a mitad de la noche, peor aún si usted está casada], no lo acose, déjelo crecer en su unidad con Dios y no divida su corazón.

 

Queremos sacerdotes santos, pero también nosotros tenemos que actuar con santidad ante ellos. Queremos sacerdotes célibes ¿Cierto? Entonces, no los tentemos ni les hagamos daño con esas actitudes que van quebrantando su voluntad y poniendo en riesgo su vida consagrada.

 

Por último, por favor, ¡Use ropa decente! No es necesario que se arregle y se maquille así para la Santa Misa. No es necesario el uso de esos escotes pronunciados, ni ese colorete rojo encendido.

 

No ande sonriéndole al padre mientras él da el sermón, ni le demuestre a las demás feligresas que usted ocupa un lugar de predilección en su corazón.

 

Un cura para ser amigo de nuestra alma, tendrá que guardar un poco de distancia con nosotros, así lo queramos con todo el corazón y él nos aprecie de la misma manera.

 

¡A cuidar a nuestros sacerdotes! No son tan sólo las hienas de los medios de comunicación las que los despellejan, a veces sin querer, son sus mismos feligreses.

 

Dios los bendiga.

 

Felipe Gómez.

Católico Defiende tu Fe

 

 

Fuente: Católico Defiende tu Fe

Anuncios

6 comentarios sobre “POR FAVOR Y POR AMOR, TENGA DISTANCIA CON EL SACERDOTE. (Incluso si está en otra ciudad)

Agrega el tuyo

  1. El mensaje va dirigido a Señoras y señoritas, cuando el problema ha sido mayormente el abuso a niños varones y dentro de instituciones establecidas para su educación y cuidado. Evidentemente el mensaje no contempla el verdadero problema.

    Me gusta

  2. la recomendación esta bien, pero la pregunta, sera que un niño o niña de 5, 6, 7 años, lleva un escote pronunciado o se le insinúa al sacerdote. el problema es que los seminarios no han llevado a cabo el filtro adecuado y la jerarquía de la iglesia se ha dedicado a trasladar problemas de una lugar a otro, el problema no es el niño, el problema es el sacerdote que ni se comporta como tal y mucho menos tiene la vocación.

    cual es la excusa, para el sacerdote del municipio de Mistrato en el departamento de Risaralda en Colombia, tuvo una relación con una joven de la cual nació una niña. y en una oportunidad de manera premeditada las mato a las dos de manera más vil y luego trato de desaparecer las evidencias de los cuerpos incinerándolos, estamos hablando que la niña no superaba los seis años., sera que ese sacerdote tiene derecho a algo. siendo que al niña era su propia hija.
    y luego siguió oficiando misa como si nada. Por esta clase de personas es que las personas se van alejando de la iglesia y la responsabilidad directa la tiene la jerarquía de la iglesia, al no estar pendiente de quien ingresa a sus seminarios y realizarles test, para saber si aun tienen vocación o si lo que les interesa es otra cosa

    Me gusta

  3. Hermanos, entiendo la razón por la que escriben este artículo pero las palabras empiladas son ofensivas e insensibles. Dan a entender que la culpa es de la mujer por ser mujer o ser amistosa con el sacerdote. Lo que menos quiere leer una víctima de abuso o de intento es que ella tuvo la culpa porque el demonio se le presentó en forma de mujer (de niño, de adolescente) y porque ella con su actitud lo provocó. Claro que no. Les pido por caridad modifiquen sus palabras porque quiero pensar que esa no era su intención. Gracias.

    Me gusta

    1. Estimada Pamela, el artículo no es nuestro, solo lo compartimos, por esto no podemos modificarlo. Entendemos su punto perfectamente y esta situación que usted refiere de víctimas de abuso también la estamos denunciando en otros artículos posteriores. Gracias.

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: