SIN PUDOR EN LA IGLESIA. Turistas inmortalizados en bañador en iglesia en Italia

Por Valentina Santarpia. Corriere della Sera

 

La foto en Facebook: El deterioro del turismo en Cilento (Italia) con los vacacionistas, un hombre y una mujer, que entran en bikini y en bañador en la iglesia de la Señora de Portosalvo en Villammare, cercano a Sapri, en la provincia de Salerno, Italia.

«Con tal de llenar las parroquias se aceptan feligreses desnudos… o casi», Comenta Gabriele Bojano publicando la fotografía de la enésima prueba de deterioro vacacionista que circula en Facebook. En la publicación que data del domingo pasado, se ve claramente a dos turistas de espaldas, que entran en traje de baño en la iglesia de la Virgen de Portosalvo, Villammare, cercano a Sapri. Estamos en el Cilento, una de las zonas más atractivas del litoral campano, a pocos pasos de la Basílica y de las playas doradas de Maratea, en el centro del golfo de Policastro, enseguida de Cabo Palinuro.

Dos vacacionistas, probablemente de vuelta de la playa (apenas pasadas las seis de la tarde), se detienen en la iglesia: para asistir a la función, o tal vez sólo para admirar la nave. No podemos saberlo. El hecho es que es evidente que la ropa de los dos, marido y mujer probablemente, no es precisamente adecuada al decoro del lugar. No hablamos de espaldas descubiertas o de piernas un poco desnudas, que en vacaciones de verano aun serían comprensibles y excusables [Tampoco esto es aceptable. N.d.E.], en las altas esferas. Pero de una casi desnudez: Los dos están claramente en traje de baño y sandalias, en pocas palabras, disfrutando de la playa.

 

 

El pudor por los suelos

Ignorando o dejando de lado totalmente cualquier norma religiosa o de buen gusto a imponerse, entrando en un lugar sagrado, un cierto respeto al entorno y a las personas que lo frecuentan. Lejos de ser intolerantes, hablamos de una cierta conciencia de los lugares, que nos imponen tener un comportamiento y una apariencia tales que no insulten, o denigren los lugares que frecuentamos. Pero estamos en la época de los social, del “todo está permitido”, de la exaltación de la exageración, de la vulgaridad mostrada: ¿Y entonces qué quieren que sean, dos inocentes bañadores exhibidos en una iglesilla de una perdida Villammare? El pudor, se sabe, se pierde en vacaciones en lugares de playa, sobre todo al Sur, son tierra de nadie, y el pecado, también esta vez, es sólo venial.

 

[Traducción de Dominus Est. Artículo original]

*permitida su reproducción mencionando a DominusEstBlog.wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: