UN MENSAJE DE ESPERANZA DESDE HIROSHIMA

Por Chiesa e Post Concilio. 7 de Agosto de 2017.

Ayer fue el aniversario del bombardeo de Hiroshima y hablábamos de ello aquí en donde se ilustraba otro milagro, y aquí.

 

Testimonio del prof. Hikoka Vanamuri en Hiroshima el 6 de agosto de 1945

Hikoka Vanamuri, profesor de Filosofía en la Universidad de Tokio, fue entrevistado con ocasión de su peregrinaje a Fátima, y respondió así: “No volveré a Japón. Después de años de estudio, después de años de meditarlo he comprendido que la vida en la atmósfera viciada de Buda ha quedado como un amargo testimonio histórico de paganismo vociferante y me convertí a la religión católica. La decisión la tomé después del estallido de la bomba atómica sobre Hiroshima.

 

Estaba en Hiroshima para una investigación histórica. El estallido de la bomba me encontró en la biblioteca. Consultaba un libro portugués y me vino a la vista la imagen de la Señora de Fátima. Me pareció que esta se movía, que dijera algo. De repente una luz deslumbrante, intensa me hirió las pupilas. Me quedé petrificado. Había sucedido el desastre. El cielo se oscureció, una nube de polvo marrón había cubierto la ciudad. La biblioteca ardía. Los hombres ardían en llamas. Los niños ardían. El mismo aire ardía. Y yo no había sufrido el mínimo rasguño.

 

La señal del milagro era evidente. Sin embargo no lograba explicar lo que sucedió. Pero, ¿tiene el milagro una explicación? No lograba ni siquiera pensar. Sólo la imagen de la Virgen de Fátima me resplandecía por sobre todos los fuegos, sobre el incendio, por sobre la barbarie de los hombres. El Dr. Keia Mujnuri, un amigo con quien fui quince días después, dictaminó mediante rayos X que mi cuerpo no había sufrido quemaduras por radiación. La barrera del misterio se hacía pedazos. Comenzaba a creer en la belleza del amor. Aprendí el catecismo pero en el corazón tenía la imagen de Ella, el canto suave de Fátima. Deseaba al Señor para confesarme, pero lo deseaba por medio de Su Madre”. (Extracto de: En el Corazón de María [nelcuoredimaria])

 

[Traducción de Dominus Est. Artículo original]

*permitida su reproducción mencionando a DominusEstBlog.wordpress.com

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: