Müller, Meisner y el papa. Un estilo de comunicación en la Iglesia

KATHOLISCH. 7 de Julio de 2017. Joachim Frank sobre el estilo de comunicación de la Iglesia

En matemáticas el signo antes de un paréntesis determina si el resultado de la ecuación por atrás es positivo o negativo. En la Iglesia es bastante similar. Que el papa Francisco no haya renovado el mandato del cardenal Gerhard Ludwig Müller como prefecto de la Doctrina de la Fe, es su derecho. Los críticos dicen ahora que el presunto cambio ambiental en el Vaticano no estará,  obviamente, tan lejos como se presupone, ya que el creador del nuevo clima papal actuará quizás también como su antecesor: los opositores y disidentes son despedidos. Si Leonardo Boff, Jacques Gaillot o Eugen Drewermann fueron destituidos bajo Juan Pablo II, Raymond Burke y Müller lo son ahora bajo Francisco.

En el paréntesis católico por consiguiente un “Semper ídem” [siempre lo mismo] existe. Ahora los asistentes matemáticos de  la ley entran en el juego. Anteriormente fue la represión contra la liberación- y otros “teólogos genitivo” [que pueden engendrar o producir algo] en el sentido de conforme a la ortodoxia o autoridad del Magisterio los que fueron liquidados;  ahora lo son los que representan la defensa ante los ataques del torpedo en el crucero acorazado dogmático para el bote salvavidas sinodal misericordioso en la ineficaz nave de la Iglesia,  los que son hoy en día una malformación mortal (un signo negativo).

Al parecer las ecuaciones neutrales demuestran ser una maniobra política. El cardenal Müller lo ha demostrado claramente en una entrevista ofrecida el jueves al Passauer Neue Presse claramente digna de agradecimiento. Francisco, acusa el cardenal,  lo ha hecho saber y lo habría hecho de manera sucinta, sin más preámbulos y sin previo aviso ante el final de su mandato. ”Este estilo no se puede aceptar.  A pesar de que un obispo no puede tratar con gente así”. ¿Señal reconocida? La manipulación de Müller el  ex ratisbonense[1] por los defensores de laicos, familiares de víctimas de abuso, e incluso muchos periodistas que entonan largas letanías,  es inaceptable.

La crítica al papa está calculada en la reacción de Müller a la muerte de su compañero de Colonia Joachim Meisner germinada en la “profunda preocupación” con Meisner al teléfono ante la resolución tomada con Müller. Esto le ha herido de un modo emotivo y personal. Él lo vio como una pérdida para la Iglesia.

¿Puede ser que el elocuente cardenal no tenga ningún sentido para los matices? Después de su conversación telefónica la noche del martes experimentó Meisner —preocupación por su propia salud eclesial entristecido y “hondamente preocupado”— el final del día siguiente…

El informe sobre la última conversación de Meisner, cuya reacción  a su situación personal deja aun a Müller una contradicción: “Hablo ahora naturalmente por mí. Pero es un hecho, que esto ha sucedido”. Lo último puede ser. Lo primero, sin embargo, a duras penas. La comunicación en la Iglesia es también una cuestión de estilo.

Joachim Fank

 

[Traducción de Elke Woelfin. Dominus Est. Artículo original]

*permitida su reproducción mencionando a DominusEstBlog.wordpress.com

 

SOBRE EL AUTOR

Joachim Frank es el corresponsal jefe del “Kolner… del Berliner… También es el presidente de la Sociedad Católica de Publicistas de Alemania (GKP)

 

[1] Müller fue nombrado obispo de Ratisbona en octubre de 2002.

 

Portada: Spaziani

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: